RECETA DE CREMA DE PUERROS

Disfruta de la suavidad y el sabor delicado de esta reconfortante crema de puerros. Los puerros, con su sabor dulce y suave, están llenos de nutrientes beneficiosos para la salud. Esta receta utiliza técnicas culinarias saludables, como el salteado suave, para resaltar el sabor natural de los puerros sin agregar grasas innecesarias. Además, al ser una crema vegetal, es una opción ligera y baja en calorías. Prepárala en poco tiempo y deleita tu paladar con esta opción nutritiva y deliciosa.

Ingredientes para 4 personas

  • 4 puerros grandes (sólo la parte blanca y tierna).
  • 1 cebolla mediana, picada.
  • 2 patatas medianas, peladas y cortadas en cubos.
  • 2 dientes de ajo, picados.
  • 4 tazas de caldo de verduras.
  • ½ taza de leche desnatada (opcional).
  • Aceite de oliva virgen extra.
  • Sal y pimienta al gusto.
  • Perejil fresco picado para decorar.

Instrucciones

  1. Lava bien los puerros y córtalos en rodajas finas.
  2. En una olla grande, calienta un poco de aceite de oliva a fuego medio. Agrega la cebolla, los puerros y el ajo, y cocina hasta que estén tiernos y ligeramente dorados.
  3. Agrega las patatas cortadas en cubos y el caldo de verduras a la olla. Lleva la mezcla a ebullición y luego reduce el fuego a medio-bajo. Cocina a fuego lento durante unos 15-20 minutos, o hasta que las patatas estén tiernas.
  4. Retira la olla del fuego y permite que la sopa se enfríe un poco antes de procesarla.
  5. Utilizando una licuadora o una batidora de mano, tritura la mezcla hasta obtener una crema suave y homogénea.
  6. Si deseas una crema más ligera, puedes agregar la leche desnatada y mezclar bien.
  7. Vuelve a calentar la crema de puerros a fuego bajo, y sazona con sal y pimienta al gusto.
  8. Sirve la crema caliente en tazones individuales, espolvorea perejil fresco picado por encima como decoración.
  9. ¡Disfruta de esta reconfortante crema de puerros y saborea su delicioso sabor y su textura cremosa!

Todas nuestras recetas buscan ser saludables y nutritivas, incluyendo ingredientes naturales y variados que promuevan la salud de nuestros pacientes. Sin embargo; son recetas genéricas y no adaptadas al perfil médico individualizado de cada persona. Por lo que, si tienes alergias o intolerancias, o si presentas patologías concretas que requieran de una dieta especial; recuerda acudir a tu nutricionista para una mejor adaptación de tu dieta a tu estado de salud particular.

¿Te ha gustado esta receta? Prueba también nuestra receta de la semana pasada: Canelones de calabacín rellenos de queso y champiñones. Una forma más saludable de comer canelones.

Fotografía: SchenkArt.