RECETA DE HUMMUS DE REMOLACHA

Sumérgete en un maravilloso remolino de sabor y color con esta deliciosa receta de hummus de remolacha. No solo es un deleite para los ojos, sino que también está cargado de nutrientes esenciales para tu bienestar. La combinación de garbanzos suaves, remolacha vibrante y sabores frescos te invita a probar algo fuera de lo común. Prepárate para una explosión de sabor que no solo satisfará tus papilas gustativas, sino que también te brindará una dosis extra de vitalidad. ¡Sigue leyendo y descubre cómo este hummus se convierte en el héroe de tus comidas saludables!

Ingredientes para 4 personas

  • 1 remolacha mediana, cocida y pelada.
  • 1 lata de garbanzos cocidos (400 g), escurridos y enjuagados.
  • 2 cucharadas de tahini (pasta de sésamo).
  • 2 dientes de ajo, pelados.
  • 2 cucharadas de zumo de limón fresco.
  • 2 cucharadas de aceite de oliva virgen extra.
  • Sal y pimienta al gusto.

Instrucciones

  1. En un procesador de alimentos, agrega la remolacha cocida y pelada, los garbanzos, el tahini, el ajo y el jugo de limón.
  2. Procesa los ingredientes hasta obtener una mezcla suave y cremosa.
  3. Agrega el aceite de oliva, la sal y la pimienta, y procesa nuevamente para incorporar todos los sabores.
  4. Prueba y ajusta los condimentos según tu preferencia personal.
  5. Transfiere el hummus a un recipiente y decora con un chorrito de aceite de oliva y un poco de pimienta negra.
  6. Sirve el hummus de remolacha con crudités de vegetales frescos, pan de pita integral o como aderezo para ensaladas. ¡Disfruta!

Consejos

¡Experimenta con ingredientes adicionales! Puedes agregar un toque de comino para un sabor más intenso, o incluso un puñado de hojas de cilantro fresco para realzar aún más el carácter vibrante de la remolacha. ¡Sé creativo y encuentra tu versión perfecta de este delicioso hummus!

Todas nuestras recetas buscan ser saludables y nutritivas, incluyendo ingredientes naturales y variados que promuevan la salud de nuestros pacientes. Sin embargo; son recetas genéricas y no adaptadas al perfil médico individualizado de cada persona. Por lo que, si tienes alergias o intolerancias, o si presentas patologías concretas que requieran de una dieta especial; recuerda acudir a tu nutricionista para una mejor adaptación de tu dieta a tu estado de salud particular.

¿Te ha gustado esta receta? Prueba también nuestra receta de la semana pasada: batido de plátano, melocotón y nueces, una receta fresca, sana y nutritiva, perfecta para el verano.

Fotografía: Olga Chzhu.