RECETA DE SMOOTHIE DE ARÁNDANOS

Esta deliciosa bebida combina ingredientes que son auténticos tesoros para nuestra salud. Los arándanos, ricos en antioxidantes, ayudan a proteger nuestro cuerpo contra el daño celular y fortalecen nuestro sistema inmunológico, brindándonos una defensa natural frente a enfermedades. Además, los plátanos maduros, con su dulce sabor, aportan una dosis de potasio esencial para el buen funcionamiento muscular y para mantener el equilibrio hídrico de nuestro organismo. El yogur griego, por su parte, añade proteínas y probióticos que favorecen la salud intestinal y mejoran la digestión. Y, si deseas un extra de fibra y ácidos grasos omega-3, las semillas de chía son la opción perfecta. Esta combinación de ingredientes no solo deleita nuestro paladar, sino que también nos llena de energía y vitalidad, siendo una opción perfecta para un desayuno nutritivo o una merienda refrescante en cualquier momento del día. ¡Un sorbo de este smoothie te hará sentir bien por dentro y por fuera!

Ingredientes para 2 personas

  • 1 taza de arándanos frescos o congelados.
  • 1 plátano maduro.
  • 1/2 taza de yogur griego natural.
  • 1/2 taza de leche de almendras (o cualquier leche vegetal de tu preferencia).
  • 1 cucharada de miel o sirope de arce.
  • 1 cucharada de semillas de chía (opcional, para un extra de fibra).
  • Cubitos de hielo (opcional, si prefieres una textura más fría).

Instrucciones

  1. Lava los arándanos (si son frescos) y pela el plátano.
  2. Coloca todos los ingredientes en una licuadora potente.
  3. Mezcla todo a máxima velocidad hasta obtener una mezcla suave y homogénea.
  4. Si deseas una textura más fría, agrega algunos cubitos de hielo y vuelve a licuar brevemente.
  5. Sirve en vasos altos y decora con unos arándanos frescos y unas hojas de hierbabuena por encima.

Consejos

Si quieres añadir un toque extra de proteínas a tu smoothie, puedes incorporar una cucharada de proteína en polvo sin sabor. ¡Es una excelente opción para aquellos días en que necesitas un impulso adicional para tus actividades físicas!

Todas nuestras recetas buscan ser saludables y nutritivas, incluyendo ingredientes naturales y variados que promuevan la salud de nuestros pacientes. Sin embargo; son recetas genéricas y no adaptadas al perfil médico individualizado de cada persona. Por lo que, si tienes alergias o intolerancias, o si presentas patologías concretas que requieran de una dieta especial; recuerda acudir a tu nutricionista para una mejor adaptación de tu dieta a tu estado de salud particular.

¿Te ha gustado esta receta? Prueba también nuestra receta de la semana pasada: tataki de atún con espárragos verdes, una receta japonesa riquísima, perfecta para sorprender.

Fotografía: Lana_M.