RECETA DE ENSALADA DE QUINOA CON GAMBAS

Sumérgete en un festín de colores y sabores con nuestra irresistible ensalada de quinoa y gambas. Esta combinación fresca y nutritiva te llevará en un viaje culinario donde cada bocado es una explosión de texturas y aromas. Si buscas una opción ligera pero satisfactoria para tus comidas, estás a punto de descubrir tu nuevo plato favorito. Nuestra ensalada no solo es un deleite para los sentidos, sino que también es una fuente de proteínas y nutrientes que te dejará saciado y con una sonrisa.

Esta ensalada es un regalo para tu salud y tu paladar. La quinoa es una fuente de proteínas completas y fibra que te mantendrá lleno y satisfecho. Las gambas o langostinos añaden proteínas magras y un toque marino que complementa perfectamente la frescura de los ingredientes. El aguacate agrega una dosis de grasas saludables y cremosidad, mientras que los tomates Cherry y los canónigos aportan color y vitalidad. El toque de lima o limón agrega un contraste cítrico que realza todos los sabores.

Ingredientes para 2 personas

  • 1 taza de quinoa cocida y enfriada (unos 185g).
  • 200 g de gambas o langostinos, cocidos y pelados.
  • 1 aguacate maduro, cortado en cubos.
  • 1 taza de tomates Cherry, cortados por la mitad.
  • 2 tazas de canónigos frescos.
  • Jugo de 1 lima o limón.
  • 2 cucharadas de aceite de oliva virgen extra.
  • Sal y pimienta al gusto.

Instrucciones

  1. En un tazón grande, combina la quinoa cocida, las gambas o langostinos, los cubos de aguacate, los tomates Cherry y los canónigos.
  2. En un tazón pequeño, mezcla el jugo de lima o limón con el aceite de oliva, la sal y la pimienta para crear el aderezo.
  3. Vierte el aderezo sobre la ensalada y mezcla suavemente para que todos los ingredientes se impregnen con los sabores.
  4. Sirve la ensalada en platos individuales y disfruta de esta exquisita combinación de texturas y sabores frescos.

Consejos

Para un toque extra de sabor y textura, considera agregar nueces picadas o semillas de girasol a la ensalada. Además, si deseas un toque picante, puedes agregar un poco de chile en polvo o ají a la mezcla. Experimenta con diferentes aderezos y extras para crear tu versión perfecta de esta ensalada.

Además, si quieres darle un poco más de sabor a las gambas o langostinos, puedes saltearlas en una sartén con un poco de aceite de oliva.

Prepárate para disfrutar de una experiencia culinaria que combina lo mejor de la tierra y el mar en cada bocado de esta ensalada refrescante de quinoa y gambas. ¡Buen provecho!

Todas nuestras recetas buscan ser saludables y nutritivas, incluyendo ingredientes naturales y variados que promuevan la salud de nuestros pacientes. Sin embargo; son recetas genéricas y no adaptadas al perfil médico individualizado de cada persona. Por lo que, si tienes alergias o intolerancias, o si presentas patologías concretas que requieran de una dieta especial; recuerda acudir a tu nutricionista para una mejor adaptación de tu dieta a tu estado de salud particular.

¿Te ha gustado esta receta? Prueba también nuestra receta de la semana pasada: batido de coco, piña y vainilla. Un batido refrescante perfecto para el verano que te transportará a una playa paradisíaca.

Fotografía: Timolina.