RECETA DE BATIDO DE SANDÍA Y GRANADA

Prepárate para deleitarte con un sorbo refrescante y lleno de vitalidad con nuestro batido de sandía y granada. Esta combinación de frutas jugosas y vibrantes te llevará directo al verano en cualquier época del año. Si buscas una bebida que te revitalice y te haga sentir el frescor de las estaciones cálidas, no busques más. Nuestra receta de batido no sólo es un regalo para tu paladar, sino también un cóctel de hidratación y antioxidantes que te hará sonreír con cada sorbo.

Este batido es un regalo para tus sentidos y tu bienestar. La sandía aporta hidratación gracias a su alto contenido de agua, y es rica en vitamina C y antioxidantes que favorecen la salud de la piel. Las granadas son una fuente de antioxidantes llamados polifenoles. El jugo de limón agrega un toque cítrico y vitamina C adicional, mientras que las hojas de menta fresca aportan un aroma refrescante.

Ingredientes para 2 personas

  • 2 tazas de sandía fresca, sin semillas y cortada en trozos.
  • 1 taza de granos de granada.
  • Jugo de 1 limón.
  • 1 taza de agua fría.
  • Hielo al gusto.
  • Hojas de menta fresca para decorar.

Instrucciones

  1. En una licuadora, agrega los trozos de sandía y los granos de granada.
  2. Agrega el jugo de limón y el agua fría.
  3. Mezcla todo a alta velocidad hasta obtener una mezcla suave y homogénea.
  4. Si lo deseas, agrega hielo y mezcla nuevamente para lograr una textura fresca y espumosa.
  5. Sirve el batido en vasos individuales, decorando con hojas de menta fresca en la parte superior.

Consejos

Puedes personalizar tu batido con una pizca de jengibre fresco rallado para un toque picante y un impulso metabólico adicional. Este batido es perfecto para disfrutar en un día caluroso, después de hacer ejercicio o simplemente como una manera deliciosa de incluir frutas frescas en tu dieta. ¡Siente cómo cada sorbo te llena de energía y vitalidad!

Todas nuestras recetas buscan ser saludables y nutritivas, incluyendo ingredientes naturales y variados que promuevan la salud de nuestros pacientes. Sin embargo; son recetas genéricas y no adaptadas al perfil médico individualizado de cada persona. Por lo que, si tienes alergias o intolerancias, o si presentas patologías concretas que requieran de una dieta especial; recuerda acudir a tu nutricionista para una mejor adaptación de tu dieta a tu estado de salud particular.

¿Te ha gustado esta receta? Prueba también nuestra receta de la semana pasada: pancakes de guisantes y avena, un desayuno muy original y saludable que no te dejará indiferente.

Fotografía: NatashaBreen de Getty Images.