RECETA DE CREMA DE GARBANZOS

La crema de garbanzos es un plato versátil y delicioso que combina la riqueza de los garbanzos con una variedad de sabores y texturas. Además de su exquisito sabor, esta receta es una elección nutritiva y saludable. Los garbanzos son una excelente fuente de proteínas, fibra y minerales esenciales, lo que la convierte en una opción perfecta para quienes buscan una comida saciante y beneficiosa para su salud. Preparar esta crema es una forma sabrosa de incluir más legumbres en tu dieta, llenando tu plato con bondades nutricionales y sabor.

Además de ser una elección nutricionalmente sólida, esta crema de garbanzos es también una opción sumamente versátil para satisfacer tus antojos culinarios. Puedes servirla como una sopa reconfortante en los días más fríos, o bien, como un saludable dip en tus reuniones sociales. Su textura suave y su sabor profundo la convierten en la base perfecta para experimentar con diferentes ingredientes, desde aceite de oliva virgen extra y hierbas frescas hasta frutos secos tostados. Prepárate para disfrutar de un plato que no solo nutrirá tu cuerpo, sino también deleitará tus sentidos.

Ingredientes para 4 personas

  • 2 latas de garbanzos (400 g cada una), escurridos y enjuagados.
  • 1 cucharada de aceite de oliva virgen extra.
  • 1 cebolla grande, picada.
  • 2 dientes de ajo, picados.
  • 1 cucharadita de comino en polvo.
  • 1/2 cucharadita de pimentón dulce.
  • 4 tazas de caldo de verduras.
  • Sal y pimienta al gusto.
  • Jugo de medio limón.
  • Ramita de romero fresco para decorar (opcional).

Instrucciones

  1. En una olla grande, calienta el aceite de oliva a fuego medio. Agrega la cebolla y el ajo, y saltea durante unos 5 minutos o hasta que estén dorados y fragantes.
  2. Añade el comino y el pimentón, y cocina durante un minuto para resaltar sus sabores.
  3. Incorpora los garbanzos escurridos a la olla y revuelve bien para que se impregnen con las especias.
  4. Vierte el caldo de verduras en la olla y lleva la mezcla a ebullición. Luego, reduce el fuego y deja cocinar a fuego lento durante 10-15 minutos para que los sabores se mezclen.
  5. Utiliza una licuadora de mano o procesador de alimentos para mezclar la crema de garbanzos hasta que quede suave y cremosa.
  6. Agrega el jugo de limón y sazona con sal y pimienta al gusto.
  7. Sirve en platos individuales y adorna con una ramita de romero. ¡Disfruta de tu crema de garbanzos!

Consejos

Esta crema de garbanzos es ideal para servir caliente en los días fríos, pero también se puede disfrutar fría como un dip o un aperitivo saludable. Además, puedes personalizarla agregando un chorrito de aceite de oliva, pimentón ahumado o nueces picadas para un toque adicional de sabor y textura. ¡Experimenta y descubre tu versión favorita de esta deliciosa crema de garbanzos!

Todas nuestras recetas buscan ser saludables y nutritivas, incluyendo ingredientes naturales y variados que promuevan la salud de nuestros pacientes. Sin embargo; son recetas genéricas y no adaptadas al perfil médico individualizado de cada persona. Por lo que, si tienes alergias o intolerancias, o si presentas patologías concretas que requieran de una dieta especial; recuerda acudir a tu nutricionista para una mejor adaptación de tu dieta a tu estado de salud particular.

¿Te ha gustado esta receta? Prueba también nuestra receta de la semana pasada: Noodles de calabacín con tomates y queso feta, una excelente manera de incluir más verduras en tu alimentación, al tiempo que reduces los hidratos de la pasta.

Fotografía: spafra de Getty Images.