RECETA DE ENSALADA DE ESPINACAS Y CALABAZA

Eleva tu experiencia culinaria con una ensalada fresca y vibrante de espinacas y calabaza. Esta combinación saludable y sabrosa te transportará a un mundo de colores y texturas mientras nutres tu cuerpo con cada bocado. Las espinacas, ricas en antioxidantes, se mezclan con la dulzura de la calabaza asada y el crujido de las nueces, creando una sinfonía de sabores que te dejará deseando más.

Esta ensalada está repleta de ingredientes nutritivos. Las espinacas son una excelente fuente de vitaminas y minerales, la calabaza aporta fibra y antioxidantes, y las nueces ofrecen grasas saludables y proteínas. Además, el aderezo casero a base de aceite de oliva y vinagre balsámico agrega un toque de sabor sin añadir calorías vacías, convirtiendo esta ensalada en una opción saludable y deliciosa para cualquier ocasión.

Ingredientes para 2 personas

  • Espinacas frescas (200 g).
  • Calabaza (300 g, cortada en cubos).
  • Nueces troceadas (1/4 de taza).
  • Aceite de oliva virgen extra (2 cucharadas).
  • Vinagre balsámico (1 cucharada).
  • Miel (1 cucharadita).
  • Sal y pimienta al gusto.

Instrucciones

  1. Precalienta el horno a 200°C. Coloca los cubos de calabaza en una bandeja para hornear y rocía con una cucharada de aceite de oliva. Espolvorea con sal y pimienta al gusto. Hornea durante 20-25 minutos o hasta que la calabaza esté tierna y ligeramente dorada.
  2. Mientras tanto, lava y seca las espinacas. Colócalas en un bol grande para ensaladas.
  3. En un tazón pequeño, mezcla la cucharada restante de aceite de oliva, el vinagre balsámico y la miel. Bate bien hasta que la mezcla esté homogénea.
  4. Una vez que la calabaza esté lista, agrégala a las espinacas en el bol.
  5. Vierte el aderezo sobre la ensalada y mezcla suavemente para asegurarte de que todos los ingredientes estén bien combinados.
  6. Espolvorea las nueces troceadas por encima para agregar un toque de crunch y sabor.
  7. Sirve la ensalada de espinacas y calabaza inmediatamente y disfruta de esta explosión de frescura y nutrientes.

Consejos

Si deseas un toque extra de sabor, puedes agregar queso feta desmenuzado o granos de granada a esta ensalada. Experimenta con diferentes combinaciones de aderezos para encontrar tu favorita. También puedes probar con hierbas frescas, como albahaca o menta, para resaltar aún más los sabores de esta ensalada ¡Disfrútala como una comida completa y nutritiva que te dejará satisfecho y con energía durante todo el día!

Todas nuestras recetas buscan ser saludables y nutritivas, incluyendo ingredientes naturales y variados que promuevan la salud de nuestros pacientes. Sin embargo; son recetas genéricas y no adaptadas al perfil médico individualizado de cada persona. Por lo que, si tienes alergias o intolerancias, o si presentas patologías concretas que requieran de una dieta especial; recuerda acudir a tu nutricionista para una mejor adaptación de tu dieta a tu estado de salud particular.

¿Te ha gustado esta receta? Prueba también nuestra receta de la semana pasada: Crostini de higos con queso y miel, una combinación sublime de sabores que te transportará a la época dorada de la gastronomía italiana.

Fotografía: Lilechka75 de Getty Images