RECETA DE AGUACHILE DE CAMARONES

Sumérgete en una explosión de sabores frescos y picantes con esta exquisita receta de aguachile. Originaria de la costa mexicana, esta preparación ofrece una combinación vibrante de camarones frescos, pepino crujiente, cebolla roja picante y el toque cítrico del limón o la lima. El aguachile es un plato refrescante y lleno de sabor que deleitará a tu paladar y te transportará directamente a la orilla del mar.

El aguachile es una opción saludable y nutritiva debido a su base de mariscos frescos y vegetales crudos. Los camarones son una excelente fuente de proteínas magras y ácidos grasos omega-3, mientras que el pepino y la cebolla roja aportan vitaminas, minerales y fibra. El limón o la lima agregan vitamina C y antioxidantes, mientras que el chile fresco puede ayudar a aumentar el metabolismo y agregar un toque picante que estimula el apetito.

Ingredientes para 2 personas

  • Camarones (300 g, pelados y limpios). También puedes usar gambas o langostinos.
  • Pepino (1 unidad, pelado y cortado en rodajas finas).
  • Cebolla roja (1/2 unidad, cortada en rodajas finas).
  • Limón o lima (4 unidades, exprimidos).
  • Chile fresco (1 unidad, cortado en rodajas finas).
  • Sal al gusto. Si lo deseas, también puedes añadir pimienta al gusto.
  • Hojas de cilantro fresco (para decorar).

Instrucciones

  1. En un tazón grande, coloca los camarones pelados y limpios.
  2. Agrega las rodajas de pepino, la cebolla roja y el chile fresco al tazón con los camarones.
  3. Exprime el jugo de limón o lima sobre los ingredientes en el tazón. Asegúrate de cubrir completamente los camarones y las verduras con el jugo cítrico.
  4. Agrega sal al gusto y mezcla suavemente todos los ingredientes para combinarlos.
  5. Cubre el tazón con papel film y refrigera durante al menos 30 minutos para permitir que los sabores se mezclen y los camarones se marinen en el jugo cítrico.
  6. Una vez que los camarones estén listos, retira el tazón del refrigerador y sirve el aguachile en platos individuales.
  7. Decora con hojas de cilantro fresco y ofrece rodajas adicionales de limón o lima en el lado por si alguien desea agregar más jugo.

Consejos

Si prefieres un aguachile menos picante, puedes sustituir el chile fresco por chile serrano o jalapeño en lugar de chile habanero, que es más suave en términos de picante. Otra opción es quitar las semillas y las membranas del chile fresco antes de agregarlo al aguachile para reducir su intensidad. Personaliza el nivel de picante según tus preferencias.

Puedes agregar un toque de frescura adicional y un ligero contraste de texturas incorporando trozos de aguacate maduro justo antes de servir. El aguacate añadirá una cremosidad deliciosa que complementará perfectamente el picante y la acidez del plato, mientras que su sabor suave equilibrará el calor del chile. Simplemente corta el aguacate en trozos pequeños y agrégalo al aguachile justo antes de servir, mezclándolo suavemente para distribuirlo de manera uniforme. ¡Disfruta de la combinación de sabores y texturas frescas en cada bocado!

Todas nuestras recetas buscan ser saludables y nutritivas, incluyendo ingredientes naturales y variados que promuevan la salud de nuestros pacientes. Sin embargo; son recetas genéricas y no adaptadas al perfil médico individualizado de cada persona. Por lo que, si tienes alergias o intolerancias, o si presentas patologías concretas que requieran de una dieta especial; recuerda acudir a tu nutricionista para una mejor adaptación de tu dieta a tu estado de salud particular.

¿Te ha gustado esta receta? Prueba también nuestra receta de la semana pasada: Tomates rellenos de crema de aguacate y queso. Una receta saludable y fresca, perfecta para compartir.

Fotografía: Rodrigo Lucentini de Getty Images