RECETA DE SOPA BULLABESA

La sopa bullabesa es más que una simple sopa de pescado; es una celebración de la costa mediterránea y sus ricos dones marinos. Originaria de Marsella, esta receta tradicional francesa encierra en cada cucharada el sabor del mar, combinando pescados y mariscos con hierbas aromáticas y verduras frescas. La bullabesa no solo es un plato sumamente nutritivo, gracias a su generoso aporte de ácidos grasos omega-3 y minerales esenciales, sino también una experiencia gastronómica que transporta directamente a las soleadas costas del sur de Francia.

Incorporar mejillones y gambas a nuestra bullabesa añade no solo profundidad al sabor, sino también textura y color, haciendo de este plato un auténtico festín para los sentidos. Ideal para 4 comensales, esta sopa es perfecta para ocasiones especiales o para cuando se desea llevar a cabo una experiencia culinaria distinta y memorable. Cada ingrediente ha sido seleccionado cuidadosamente para equilibrar sabores y ofrecer un plato tan saludable como delicioso.

Ingredientes para 4 personas

  • 300 g de gambas, peladas y desvenadas.
  • 400 g de mejillones, limpios.
  • 200 g de filetes de pescado firme (como el rape o la merluza), cortados en trozos.
  • 1 cebolla grande, picada.
  • 3 dientes de ajo, picados.
  • 1 puerro, solo la parte blanca, picado.
  • 1 bulbo de hinojo, picado.
  • 400 g de tomate triturado.
  • 1 cucharada de pasta de tomate.
  • 1 litro de caldo de pescado.
  • 1 ramillete de hierbas provenzales (tomillo, laurel, perejil).
  • La cáscara de una naranja.
  • 100 ml de vino blanco seco.
  • Aceite de oliva extra virgen.
  • Sal y pimienta al gusto.
  • Rodajas de pan rústico, para servir.

Instrucciones

  1. En una olla grande, calienta un poco de aceite de oliva y sofríe la cebolla, el ajo, el puerro y el hinojo hasta que estén blandos y transparentes.
  2. Añade la pasta de tomate y cocina durante un minuto, removiendo constantemente.
  3. Vierte el vino blanco y deja que se reduzca a la mitad.
  4. Incorpora los tomates triturados, el caldo de pescado, el ramillete de hierbas y la cáscara de naranja. Lleva a ebullición, luego reduce el fuego y deja cocinar a fuego lento durante 20 minutos.
  5. Añade los trozos de pescado y cocina durante 5 minutos.
  6. Incorpora las gambas y los mejillones, tapa la olla y cocina durante otros 5 minutos o hasta que los mejillones se abran (descarta cualquier mejillón que no se abra).
  7. Sazona con sal y pimienta al gusto.
  8. Sirve la sopa caliente, y acompáñala de rodajas de pan rústico tostado.

Consejos

La bullabesa es un plato que admite muchas variaciones, por lo que puedes añadir o sustituir mariscos y pescados según disponibilidad o preferencia personal. La clave para una excelente bullabesa está en el caldo, así que asegúrate de utilizar un caldo de pescado de buena calidad o mejor aún, prepararlo en casa. El toque final de la cáscara de naranja añade una sutileza cítrica que realza todos los demás sabores, no omitas este ingrediente para experimentar la autenticidad del plato.

Para hacer esta bullabesa aún más saludable y ligera, podrías considerar utilizar un caldo de pescado casero, preparado con restos de pescado y vegetales, para controlar la cantidad de sal y evitar los conservantes que suelen tener los caldos comerciales. Además, elige vino blanco de buena calidad para reducir la presencia de sulfatos. Opta por incluir una mayor proporción de mariscos y pescados ricos en omega-3 como el salmón o la caballa, y complementa con una variedad de vegetales como espinacas o acelgas para aumentar el contenido de fibra y nutrientes del plato. Finalmente, acompáñala de pan integral tostado en lugar del pan blanco tradicional, para sumar beneficios y saciedad a tu comida.

¡Disfruta de este homenaje al Mediterráneo, compartiéndolo con amigos y familiares!

Todas nuestras recetas buscan ser saludables y nutritivas, incluyendo ingredientes naturales y variados que promuevan la salud de nuestros pacientes. Sin embargo; son recetas genéricas y no adaptadas al perfil médico individualizado de cada persona. Por lo que, si tienes alergias o intolerancias, o si presentas patologías concretas que requieran de una dieta especial; recuerda acudir a tu nutricionista para una mejor adaptación de tu dieta a tu estado de salud particular.

¿Te ha gustado esta receta? Prueba también nuestra receta de la semana pasada: Tostada de Pan de Centeno con Aguacate y Arándanos, una combinación única de sabores y texturas que te sorprenderá en cada bocado.

Fotografía: Максим Крысанов de Getty Images