RECETA DE PISTO DE VERDURAS

El pisto, una receta tradicional de la cocina española, es una oda a la huerta y a los sabores del campo. Este plato sencillo pero atractivo en su esencia combina vegetales frescos y sazonados con hierbas, cocinados lentamente hasta alcanzar una textura suave y un sabor concentrado.

Este plato es una auténtica fuente de nutrientes esenciales, al estar cargado de vegetales que aportan una amplia gama de vitaminas, minerales, fibra y antioxidantes, beneficiosos para la salud digestiva y general. La cocción a fuego lento permite que los sabores se intensifiquen sin necesidad de añadir ingredientes poco saludables, manteniendo la integridad de los nutrientes de cada vegetal. Además, el uso de aceite de oliva virgen extra no solo contribuye positivamente a la salud del corazón, gracias a las grasas monoinsaturadas, sino que también ayuda en la absorción de vitaminas liposolubles, haciendo del pisto una elección saludable y sabrosa para cualquier comida.

Ideal para 4 personas como guarnición o como plato principal ligero, esta versión del pisto puede servirse tanto caliente como a temperatura ambiente, lo que lo hace versátil para cualquier época del año.

Ingredientes para 4 personas

  • 1 berenjena grande, cortada en cubos.
  • 2 pimientos (uno rojo y uno verde), cortados en tiras.
  • 2 calabacines medianos, cortados en cubos.
  • 1 cebolla grande, picada.
  • 3 dientes de ajo, finamente picados.
  • 4 tomates maduros grandes, pelados y cortados en cubos o una lata de tomates triturados.
  • Aceite de oliva virgen extra.
  • Sal y pimienta al gusto.
  • Un puñado de hierbas frescas (como perejil o albahaca), picadas para decorar.
  • Pan rústico para acompañar, si se desea.

Instrucciones

  1. Calienta una cantidad generosa de aceite de oliva en una sartén grande a fuego medio. Añade la cebolla y el ajo y sofríe hasta que estén transparentes.
  2. Incorpora los pimientos y cocina durante unos 5 minutos, hasta que comiencen a ablandarse.
  3. Añade la berenjena y el calabacín y cocina durante otros 5-10 minutos.
  4. Incorpora los tomates, sazona con sal y pimienta, y deja que el pisto se cocine a fuego lento durante 20-30 minutos, removiendo ocasionalmente. Si prefieres una textura más suave, puedes cocinarlo por más tiempo.
  5. Una vez que todas las verduras estén tiernas y el tomate haya creado una salsa espesa, ajusta la sazón y retira del fuego.
  6. Deja que el pisto repose unos minutos antes de servir para que los sabores se asienten aún más.
  7. Sirve el pisto en un plato hondo o una cazuela y espolvorea con las hierbas frescas picadas justo antes de llevarlo a la mesa.

Consejos

El pisto se disfruta en su máximo esplendor cuando se utiliza verdura de temporada, garantizando así el mejor sabor y nutrientes. Para una versión aún más saludable, reduce la cantidad de aceite de oliva y añade un chorro de agua si las verduras comienzan a pegarse. También puedes enriquecer el plato añadiendo un poco de lentejas cocidas o garbanzos para aumentar su contenido proteico.

Todas nuestras recetas buscan ser saludables y nutritivas, incluyendo ingredientes naturales y variados que promuevan la salud de nuestros pacientes. Sin embargo; son recetas genéricas y no adaptadas al perfil médico individualizado de cada persona. Por lo que, si tienes alergias o intolerancias, o si presentas patologías concretas que requieran de una dieta especial; recuerda acudir a tu nutricionista para una mejor adaptación de tu dieta a tu estado de salud particular.

¿Te ha gustado esta receta? Prueba también nuestra receta de la semana pasada: Ensalada De Garbanzos, Quinoa y Batata, una combinación saludable y reconfortante que deleitará tu paladar con cada bocado.

Fotografía: zi3000 de Getty Images