RECETA DE ENSALADA DE HIGOS Y NUECES CON QUESO FRESCO

La ensalada de higos y nueces es una combinación celestial de dulzura y textura. Aquí tienes una receta que celebra los sabores naturales y la frescura de los ingredientes, perfecta para una comida ligera o como un elegante inicio para una cena especial.

Esta ensalada es un festival de nutrientes. Los higos no solo aportan una dulzura natural, sino también una buena dosis de fibra y minerales como el potasio, que es esencial para la salud cardiovascular. Las nueces son una fuente excelente de ácidos grasos omega-3, conocidos por sus beneficios para el cerebro y el corazón, mientras que el queso fresco aporta calcio y proteínas de alta calidad. La base de lechuga variada aumenta la ingesta de fibra dietética y proporciona vitaminas esenciales, incluyendo la vitamina K, importante para la salud ósea. Con el aderezo de aceite de oliva virgen extra y vinagre balsámico, se añaden antioxidantes y se potencia la absorción de los nutrientes solubles en grasa, haciendo de esta ensalada una opción tan saludable como deliciosa.

Ingredientes para 4 personas

  • 6 higos frescos, cortados en cuartos.
  • 100 g de nueces, tostadas ligeramente.
  • 150 g de queso fresco, desmenuzado.
  • 150 g de hojas de lechuga variadas, bien lavadas y secas.
  • 2 cucharadas de aceite de oliva virgen extra.
  • 1 cucharada de vinagre balsámico.
  • Sal y pimienta negra al gusto.

Instrucciones

  1. En una ensaladera grande, coloca las hojas de lechuga como base.
  2. Distribuye los cuartos de higo sobre la lechuga, asegurándote de que estén repartidos de manera uniforme.
  3. Añade el queso fresco desmenuzado entre los higos.
  4. Espolvorea las nueces tostadas por encima de la ensalada.
  5. En un pequeño bol, bate el aceite de oliva virgen extra con el vinagre balsámico, sal y pimienta negra al gusto hasta emulsionar.
  6. Rocía el aderezo sobre la ensalada justo antes de servir para mantener la frescura y el crujiente de las nueces y lechuga.

Consejos

Para realzar aún más los sabores de esta ensalada, puedes añadir unas gotas de miel al aderezo o esparcir unas hojitas de menta fresca por encima antes de servir. El contraste entre el dulzor natural de los higos, el crujiente de las nueces, y la suavidad del queso crea un balance perfecto en cada bocado.

Esta ensalada de higos y nueces es una manera sencilla de disfrutar de ingredientes frescos y de temporada, ofreciendo una experiencia gustativa rica y variada.

Todas nuestras recetas buscan ser saludables y nutritivas, incluyendo ingredientes naturales y variados que promuevan la salud de nuestros pacientes. Sin embargo; son recetas genéricas y no adaptadas al perfil médico individualizado de cada persona. Por lo que, si tienes alergias o intolerancias, o si presentas patologías concretas que requieran de una dieta especial; recuerda acudir a tu nutricionista para una mejor adaptación de tu dieta a tu estado de salud particular.

¿Te ha gustado esta receta? Prueba también nuestra receta de la semana pasada: Pisto de Verduras, un plato tradicional español que cautivará tu paladar con su mezcla de sabores y aromas mediterráneos.

Fotografía: Oksana Shyriaieva de Getty Images