RECETA DE CREMA DE CHAMPIÑONES

La crema de champiñones es un clásico reconfortante que nunca pasa de moda. Esta sopa cremosa y suave ofrece un deleite culinario que calienta el cuerpo y reconforta el alma, siendo ideal para los días más fríos o simplemente cuando necesitamos un plato lleno de sabor y confort. Su textura aterciopelada y su rico perfil de sabores la convierten en un favorito para cualquier ocasión, desde una comida familiar hasta una cena especial.

Esta receta no solo es deliciosa, sino también increíblemente saludable. Los champiñones son una fuente fantástica de vitaminas B y minerales, incluyendo selenio, que es esencial para mantener el sistema inmunológico fuerte y la función tiroidea saludable. Además, al preparar esta crema con ingredientes frescos y naturales, obtenemos un plato bajo en calorías, pero alto en nutrientes esenciales, lo que lo hace perfecto para quienes buscan mantener una dieta equilibrada sin sacrificar el sabor.

Ingredientes para 2 personas

  • 500 gramos de champiñones frescos, limpios y picados.
  • 1 cebolla mediana, picada.
  • 2 dientes de ajo, picados.
  • 1 patata mediana, pelada y cortada en cubos.
  • 750 ml de caldo de verduras o de pollo.
  • 250 ml de leche o crema ligera.
  • 2 cucharadas de mantequilla o aceite de oliva.
  • Sal y pimienta negra al gusto.
  • Perejil fresco picado, para decorar.
  • Unas gotas de zumo de limón (opcional).

Instrucciones

  1. En una olla grande, calienta la mantequilla o el aceite de oliva a fuego medio. Añade la cebolla y el ajo, y sofríe hasta que estén transparentes y fragantes.
  2. Agrega los champiñones picados y cocina durante unos 5-7 minutos, hasta que empiecen a suavizarse y liberar su jugo.
  3. Incorpora los cubos de patata y el caldo de verduras. Lleva a ebullición, luego reduce el fuego y deja cocer a fuego lento durante unos 20 minutos o hasta que las patatas estén completamente blandas.
  4. Retira del fuego y utiliza una licuadora de mano para purificar la sopa hasta obtener una textura cremosa y homogénea.
  5. Vuelve a poner la olla en el fuego y añade la leche o crema, calentando suavemente sin dejar que hierva. Sazona con sal, pimienta y unas gotas de jugo de limón para realzar los sabores.
  6. Sirve caliente, adornada con perejil picado y con alguna lámina de champiñón.

Consejos

Esta crema de champiñones puede ser aún más deliciosa si le añades un toque gourmet con un chorrito de aceite de trufa justo antes de servir. También puedes experimentar añadiendo un poco de queso parmesano rallado para una profundidad de sabor extra. Sirve esta crema con unas rebanadas de pan crujiente o, para una opción sin gluten, con unos crackers de arroz. Es una forma maravillosa de disfrutar de los sabores de la naturaleza en un plato sencillo pero elegante.

Para hacer la receta de crema de champiñones aún más saludable, puedes considerar usar leche de almendras o de avena en lugar de crema ligera o leche común. Estas alternativas vegetales reducen significativamente la cantidad de grasa y calorías en la receta, además de ser libres de lactosa, lo que es ideal para aquellos con intolerancias o que siguen una dieta vegana. Además, la leche de almendras aporta un sutil toque de dulzura y una textura suave, que complementa muy bien el sabor terroso de los champiñones. También, asegúrate de utilizar aceite de oliva en lugar de mantequilla para añadir grasas saludables sin colesterol al plato.

Todas nuestras recetas buscan ser saludables y nutritivas, incluyendo ingredientes naturales y variados que promuevan la salud de nuestros pacientes. Sin embargo; son recetas genéricas y no adaptadas al perfil médico individualizado de cada persona. Por lo que, si tienes alergias o intolerancias, o si presentas patologías concretas que requieran de una dieta especial; recuerda acudir a tu nutricionista para una mejor adaptación de tu dieta a tu estado de salud particular.

¿Te ha gustado esta receta? Prueba también nuestra receta de la semana pasada: Tostada Integral de Tofu Revuelto, una opción deliciosa y nutritiva para comenzar tu día con energía.

Fotografía: Sarsmis de Getty Images