PREVENCIÓN Y TRATAMIENTO DE LA TENDINITIS EN CORREDORES: ESTRATEGIAS TERAPÉUTICAS PARA SUPERAR LA TENDINITIS. [PARTE II]

En el emocionante camino de la carrera, los corredores a menudo enfrentan desafíos inesperados, y uno de ellos es la tendinitis. Cuando la tendinitis hace su aparición, es fundamental adoptar enfoques efectivos para superarla y recuperar tu fortaleza. En este artículo, exploraremos estrategias terapéuticas que te permitirán enfrentar la tendinitis con determinación y cuidado. A través de la paciencia y la dedicación, encontrarás el camino hacia la recuperación y el regreso a tus pasos en la pista.

Enfrentando la Tendinitis: Estrategias para Recuperarte

A pesar de tus mejores esfuerzos preventivos, la tendinitis puede manifestarse, y cuando lo hace, es esencial abordarla con determinación y con un enfoque integral de recuperación. Aquí te presentamos estrategias fundamentales que te ayudarán a enfrentarla y superarla con éxito:

Pausa y Evaluación: Escuchando a tus Tendones

Si sientes dolor persistente en tus tendones, tu primera acción debe ser detener cualquier actividad que pueda estar exacerbándolo. La pausa es una forma de respetar las señales que tu cuerpo te está enviando. Descansar permite que tus tendones tengan el tiempo necesario para sanar y recuperarse. Durante este período, evita cualquier movimiento o actividad que pueda aumentar la tensión en la zona afectada. Observa cómo responde tu cuerpo al descanso y evalúa la progresión del dolor con el paso del tiempo.

Beneficios del Frío: Reducción de Inflamación y Alivio del Dolor

La aplicación de compresas frías o bolsas de hielo en la zona afectada puede ser una estrategia valiosa para reducir la inflamación y aliviar el dolor. El frío ayuda a contraer los vasos sanguíneos, disminuyendo la hinchazón y proporcionando un alivio momentáneo al malestar. Utiliza una bolsa de hielo o una compresa fría y aplícala sobre la zona afectada durante 15-20 minutos varias veces al día. Asegúrate de envolver la compresa en un paño para evitar daños en la piel debido al frío directo.

Estiramientos Terapéuticos: Fomentando la Flexibilidad y Aliviando la Tensión

A medida que tus tendones se recuperan, es importante mantener la flexibilidad y la movilidad de la zona afectada. Realiza estiramientos suaves y controlados que se centren en los músculos y tendones cercanos. Estiramientos como el del tendón de Aquiles y los estiramientos de la pantorrilla (gemelos y sóleo) pueden ayudar a mantener la longitud adecuada de los tendones y aliviar la tensión acumulada. Realiza estos estiramientos con mucha suavidad y evita cualquier movimiento que cause dolor adicional.

Búsqueda de Asesoría Profesional: Guiándote hacia la Recuperación

Si el dolor persiste o empeora a pesar de tus esfuerzos, es crucial buscar la orientación de un profesional de la salud experimentado. Un fisioterapeuta especializado puede proporcionarte un enfoque personalizado para tu recuperación. A través de evaluaciones precisas, podrá identificar la causa subyacente de tu tendinitis y desarrollar un plan de tratamiento que aborde tus necesidades específicas. Esto puede incluir terapia manual, terapia física, ejercicio terapéutico, y recomendaciones sobre cuándo y cómo reintroducir gradualmente la actividad física.

También puede ser recomendable realizar un estudio de la marcha y la pisada, con un podólogo especializado, que podrá indicar el uso de órtesis plantares (plantillas) y ayudarnos con nuestro calzado deportivo, en aquellos casos de tendinitis cuyo origen sea una mala pisada.

Recuerda que la recuperación de la tendinitis requiere paciencia y dedicación. A medida que sigas estas estrategias y te guíes por la experiencia de profesionales de la salud, estarás dando pasos importantes hacia la recuperación completa y el retorno seguro a tus actividades atléticas. Mantén una comunicación abierta con tu cuerpo y asegúrate de brindarle el tiempo y el cuidado que necesita para sanar.

En el tercer artículo de esta serie, exploraremos cómo cuidar tus tendones a lo largo de las distintas estaciones del año para mantener una práctica de carrera saludable y equilibrada. ¡Mantén tu determinación mientras avanzas hacia la senda de la recuperación y el bienestar!

Todos nuestros artículos tratan aspectos médico-sanitarios desde una perspectiva genérica. No olvides que el cuerpo humano es muy complejo y que cada paciente puede tener necesidades particulares e independientes que requieran de un tratamiento distinto. En caso de duda no olvides consultar con tu médico o fisioterapeuta.

¿Te ha gustado este artículo? También puedes leer nuestro artículo de la semana pasada: Beneficios de la fisioterapia acuática en la patología del hombro. Descubre como la hidroterapia puede ayudarte con tus lesiones de hombro.

Fotografía: mihtiander de Getty Images.